ESP

ENG

Convocation: el reporte

Scroll Down
En enero de 2020, la US-Mexico Foundation y el Instituto México del Wilson Center reunieron a 6 ex embajadores de EE. UU. En México y 6 ex embajadores de México en Estados Unidos, para discutir la relación bilateral. Los embajadores participaron en un diálogo intensivo y estratégico sobre el futuro de las relaciones entre Estados Unidos y México en áreas críticas, incluida la competitividad económica, la seguridad pública, la migración y las fronteras. Los participantes también discutieron la importancia de los temas culturales, la opinión pública y el poder blando para la relación bilateral.

Las discusiones generaron los siguientes hallazgos y recomendaciones clave para el futuro de las relaciones entre Estados Unidos y México:
  • Instituciones sólidas apoyan la estabilidad y el progreso en la relación México-Estados Unidos al mantener el enfoque de funcionarios de alto nivel y ayudar a construir relaciones transfronterizas. Los funcionarios deben reiniciar el diálogo económico bilateral y potencialmente expandirlo para incluir temas de seguridad y migración. Una reunión de gabinete bilateral podría servir como una oportunidad para iniciar un nuevo período de colaboración transfronteriza.
     
  • Tanto a nivel nacional como local, Estados Unidos y México deben trabajar para mantener el apoyo público a las relaciones bilaterales positivas. Las conexiones de persona a persona, especialmente a través de intercambios de estudiantes e investigadores, son fundamentales para fomentar el interés mutuo y la comprensión entre los ciudadanos estadounidenses y mexicanos.
     
  • Estados Unidos y México deben desarrollar una estrategia económica bilateral coordinada que mire hacia el futuro. Esta agenda económica debe extenderse más allá de las cuestiones comerciales para incluir el crecimiento regional inclusivo, el desarrollo de la fuerza laboral y la inversión en infraestructura para facilitar el comercio y los viajes.
     
  • Estados Unidos y México deben establecer un marco para una seguridad modernizada y una relación de intercambio de inteligencia entre los dos países que enfatice la responsabilidad compartida al enfrentar los desafíos de la seguridad transnacional y el estado de derecho. Se necesita una estrategia integral y dinámica para desarrollar la capacidad institucional y dirigirla rápidamente a problemas en desarrollo, como el tráfico de fentanilo.
     
  • Los dos países deben trabajar juntos a nivel federal y subnacional en cuestiones de gestión de fronteras. Los programas innovadores, como la inspección conjunta de la carga por parte de funcionarios estadounidenses y mexicanos, pueden mejorar simultáneamente la seguridad y la eficiencia fronterizas.
     
  • La dinámica de la migración regional ha cambiado drásticamente durante la última década, y los centroamericanos y los migrantes extracontinentales han aumentado en importancia. Estados Unidos y México deben desarrollar un marco migratorio bilateral que, en la medida de lo posible, saque la migración del ámbito político y la convierta en un tema de gestión técnica. Debería facilitar la migración legal y modernizar la gestión de las fronteras, dando prioridad al trato humano de los migrantes y refugiados.

En esta sección se encuentran los documentos del programa.

COLABORADORES DE IMPLEMENTACIÓN

USMF 2019, Todos los derechos reservados
By Tolk